Memoria Histórica: herida abierta

“desde las entrañas de la tierra mandó que echaran de momento, sólo de momento, una loza de mármol de 1.500 kg sobre su memoria. En cuanto lo cubrió la loza, de los genitales del fiambre comenzó a brotar una greña coronada con una cruz hasta 300 m. de altura, todo de granito de Colmenar, con una base orlada con los cuatro evangelistas. Era la primera vez en la historia que se veía a un dictador enterrándose a sí mismo. La Cruz de Cuelgamuros, a continuación, comenzó a extender los brazos: uno llegó hasta la Costa da Morte y otro hasta Gibraltar. Los cuatro evangelistas alargaron las manos en todas las direcciones hasta cubrir con su sombra todo el mapa de España”.

El azar de la mujer rubia. M. Vicent

Cubrió con su sombra todo el mapa de España. Aún hoy, como digo en el título, el debate permanece abierto al igual quela herida. Y nunca se cerrará definitivamente hasta que haya una voluntad institucional por parte de todos, incluyendo al actual gobierno, empeñado en lo contrario, de manera casi patológica, pero con una intencionalidad claramente ideológica.

Los ejemplos son tantos y variados que me limitaré a citar sólo los más cercanos: homenaje ala División Azulen Cataluña, por parte de la Delegada del Gobierno; mantenimiento, a conciencia, de los vestigios del franquismo que deberían haber sido suprimidos por Ley; reposición en Oviedo de la figura del militar golpista que tomó la ciudad; prórroga de los títulos nobiliarios a golpistas como el “marquesado de Queipo de Llano”, entre otros; Diccionario de la Academia de la Historia; o la citación por parte de Rajoy de “régimen autoritario” y no dictadura; Día del Perro se declaraba al 14 de abril en un municipio malagueño.

En su programa electoral, hablaba de derogar la Ley de Memoria Histórica, de que no dedicaría ni un solo euro para ello. En este caso, el Señor Rajoy está cumpliendo. Y aún más, Esperanza Aguirre hablaba recientemente de la necesidad de un “regeneracionismo”, que Pío Moa completaba añadiendo que fuera inspirado en el franquismo.

Leer más...

El Diario "La Verdad" de Murcia no la ha publicado

LA CHAQUETA DEL MAESTRO

7 de noviembre de 1939
(Hace 73 años)

Cuando entró en capilla aquel maestro lorquino, se quitó su gastada chaqueta y antes de salir de la celda, se la entregó a su compañero y amigo Toribio, compañero de magisterio en Yecla. Pasaría un poco de frío cuando a las seis de la mañana, en la oscura madrugada del siete de noviembre de mil novecientos treinta nueve, un pelotón de fusilamiento acabó con su vida y con sus esperanzas. Una chaqueta agujereada tiene mal zurcido. Junto con él cayeron Fernando Piñuela y varios dirigentes republicanos de Murcia. 

“Envenenó a los niños inocentes con sus ideas disolventes”. El fiscal no pudo aducir delitos de sangre para acusar a aquel maestro, al igual que sucedió con el catedrático Piñuela y sus compañeros de infortunio. Los mataron por lo que representaban: un proyecto democrático, hecho añicos por los que se rebelaron contra un gobierno legal y legítimo.  

Mientras que los crímenes cometidos en los convulsos cuatro meses que siguieron al golpe de estado de 1936, fueron todos investigados en la posguerra, y resueltos sin ninguna garantía procesal, con cientos de ejecuciones sumarias y miles de condenas a presidio, ninguna de las atrocidades cometidas por los vencedores en la guerra civil, ni durante el franquismo, se ha saldado ni con un día sin postre como castigo.

Muchos de los descendientes de aquellas víctimas, ni perdonamos ni olvidamos, porque nunca se les ha hecho justicia, y porque los crímenes contra la humanidad nunca prescriben, y porque, en contra de lo que se dice sobre la Ley de la Memoria Histórica, no hay ni Verdad, ni Justicia, ni Reparación, fuera del marco jurídico de aplicación de las leyes internacionales contra la impunidad, incorporadas al derecho español en virtud de los tratados (artículo 96.1 de la Constitución), que la justicia española está ignorando, a sabiendas. Las leyes “de punto final” como la española de amnistía de 1977, (que declaró impunes los crímenes franquistas) han sido anuladas por gobiernos democráticos en Argentina, Chile, Bolivia, Uruguay, Brasil, Perú y otros países, sacudidos por golpes de estado de naturaleza fascista.

Sin embargo, en España todo sigue “atado y bien atado”. Ya lo dijo Fraga, “España es diferente”.

Floren Dimas Balsalobre

Como todas las mañanas al abrir mi correo siempre encuentro alguno de mi gran amigo Floren Dimas, y como es habitual en él, sus correos siguen siendo reivindicativos y de una lucha que le cabe el honor de haber comenzado entre los primeros en España y que no es otra que la que todos hemos dado en llamar la Recuperación de la Memoria Histórica, de aquellos hombres y mujeres que lucharon, murieron y sufrieron –ellos y sus familias– toda clase de vejaciones, por el único delito de ser diferentes, amar la libertad y defender la República.

Leer más...

Exposición Itinerante

Asociación de Familiares represaliados por el Franquismo en la Sauceda y el Marrufo

En la Memoria

con Francisca Lobato Domínguez


Francisca Lobato Domínguez era una niña de siete años que vivía con sus padres y sus dos hermanos en un paraje entre Jimena y La Sauceda cuando estalló la guerra.

Su padre, Roque Lobato Gutiérrez, fue ejecutado por las tropas franquistas al poco de tomar el poblado de La Sauceda. Allí, cerca de la ermita, fue enterrado clandestinamente por sus verdugos. Su mujer y sus hijos fueron conducidos, junto al resto de la población del valle, al cortijo del Marrufo, donde permanecieron detenidos.

Leer más...

No se toca

Web Provincial del Foro

Web provincial del Foro por la MemoriaA continuación puede descargar un archivo en formato PDF con el contenido de la web provincial del Foro por la Memoria que estuvo online entre 2004-2008 y que es el germen de esta web:

Los Caminos de los Prisioneros

Los caminos de los prisioneros

Nuestro Canal de Youtube

Youtube