En la memoria

con Francisca Lobato Domínguez


Francisca Lobato Domínguez era una niña de siete años que vivía con sus padres y sus dos hermanos en un paraje entre Jimena y La Sauceda cuando estalló la guerra.

Su padre, Roque Lobato Gutiérrez, fue ejecutado por las tropas franquistas al poco de tomar el poblado de La Sauceda. Allí, cerca de la ermita, fue enterrado clandestinamente por sus verdugos. Su mujer y sus hijos fueron conducidos, junto al resto de la población del valle, al cortijo del Marrufo, donde permanecieron detenidos.

Leer más...

con Eufemia Domínguez Jiménez

Eufemia Domínguez Jiménez era una niña de nueve años cuando los aviones del Ejército franquista sobrevolaron la sierra para bombardear La Sauceda.

Ella vivía con su padre, su madre embarazada, y otras dos hermanas en La Jueza, un paraje cercano al poblado malagueño donde se habían refugiados muchos gaditanos leales a la República.

Leer más...

con Rafael Sánchez

Rafael Sánchez Machuca es un vecino de Taraguilla que en 1936 tenía poca más de cinco años. Su padre, Manuel, y su madre, María, tenían otros diez hijos a los que criar.

Eran trabajadores del campo que vivían cerca de La Sauceda. Manuel salvó la vida milagrosamente, pero no así algunos de sus vecinos, de los que Rafael tiene aún recuerdos.

Leer más...

con Sebastián Pino

El anarquista que no se doblegó.

Sebastián Pino Panal nació en Ubrique en 1911. Trabajó como corchero en Castellar y en los años 30 vivía en Algeciras. Militó desde joven en la CNT y eso le costó la cárcel incluso antes de la guerra civil.

Leer más...

con Simón Herrera

Simón Herrera Gavilán tenía tres años en 1936. Al poco de empezar la guerra se quedó huérfano de padre. Domingo Herrera Rojas vivía en Las Hermanillas, paraje de Jimena de la Frontera.

Leer más...

con Juan González Ríos

Juan González Ríos nació en 1928 y cuando cumplió 9 años ya era huérfano de padre ejecutado por las fuerzas franquistas y hermano de otros dos jóvenes también fusilados.

El hermano que le precedía por edad, aún adolescente, murió por haber prestado un pico a quienes cavaban una zanja para defender el pueblo tras el levantamiento del 18 de julio.

Leer más...

con Francisca Rodríguez Gutiérrez

Francisca Rodríguez Gutiérrez tenía tres años cuando empezó la guerra en que su abuelo, Juan Rodríguez Reviriego, fue fusilado por ir a reclamar las cabras que se le habían escapado a una finca controlada por los falangistas. Su padre, Manuel  Rodríguez Herrera, huyó al monte temiendo la misma suerte. La choza en que vivía con su mujer y dos hijas, en un paraje entre Jimena y La Sauceda,  fue incendiada por las tropas franquistas.

Leer más...

con los hermanos Pérez Rodríguez

Inés, Josefa y Domingo Pérez Rodríguez eran apenas unos niños cuando los aviones bombardearon el poblado donde vivían, La Sauceda.

Aún conservan el recuerdo de los zumbidos en el aire, las bombas y los tiros. También el de su padre escondiéndolos en una cueva para ponerlos a salvo. Allí pasaron unos días, asustados y con el alma en vilo.

Leer más...

con Andrés García

Andrés García Barreno tenía cerca de 15 años cuando empezó la guerra. Él vivía con sus cinco hermanos en una casa de las Hermanillas, paraje de Jimena ya metido en la sierra. Su padre, trabajador del campo por cuenta propia, se llamaba Matías García Pérez, y su madre, Catalina Barreno Gil.

Leer más...

con Andrés Rebolledo

Mi abuelo se perdió en la guerra. Es lo que respondían los nietos de soldados republicanos, milicianos antifranquistas o simples ciudadanos injustamente perseguidos, cuando algún amigo les preguntaba por sus mayores.

Leer más...

Exposición Itinerante

Asociación de Familiares represaliados por el Franquismo en la Sauceda y el Marrufo

En la Memoria

con Francisca Lobato Domínguez


Francisca Lobato Domínguez era una niña de siete años que vivía con sus padres y sus dos hermanos en un paraje entre Jimena y La Sauceda cuando estalló la guerra.

Su padre, Roque Lobato Gutiérrez, fue ejecutado por las tropas franquistas al poco de tomar el poblado de La Sauceda. Allí, cerca de la ermita, fue enterrado clandestinamente por sus verdugos. Su mujer y sus hijos fueron conducidos, junto al resto de la población del valle, al cortijo del Marrufo, donde permanecieron detenidos.

Leer más...

No se toca

Web Provincial del Foro

Web provincial del Foro por la MemoriaA continuación puede descargar un archivo en formato PDF con el contenido de la web provincial del Foro por la Memoria que estuvo online entre 2004-2008 y que es el germen de esta web:

Los Caminos de los Prisioneros

Los caminos de los prisioneros

Nuestro Canal de Youtube

Youtube