Foro Por la memoria del Campo de Gibraltar

El duelo de toda la sociedad
Identificadas 13 de las 28 personas cuyos restos se exhumaron en 2012 de las fosas del Marrufo, en Jerez
Recuperada la identidad de trece de las veintiocho personas cuyos restos fueron exhumados en las fosas del Marrufo
Recuperada la identidad de 13 de las 28 personas cuyos restos fueron exhumados en las fosas del Marrufo
Identificadas 13 personas cuyos restos fueron exhumados en el Marrufo
Los crímenes del Marrufo también llegarán a Argentina
Identificadas 13 de las 28 personas exhumadas en las fosas del Marrufo
La ‘fosa de las mujeres’ de Grazalema y el valle de la Sauceda, declarados lugares de memoria histórica por la Junta de Andalucía
Encontrados en algunos casos coincidencias en los perfiles géneticos entre familiares ubriqueños de víctimas y los restos oseos del Marrufo
Julia Hidalgo y Paco Lobatón no olvidan los golpes de ‘Billy el Niño’: “Nos conocía a todos”

Ana Pomares recuerda los bombardeos de la carretera Málaga-Almería en un libro que se presenta el viernes 27 en Algeciras

La guerra en mis ojos. Los cuatro exilios de Ana es el título de un libro que se presenta el próximo viernes 27 de septiembre en Algeciras, en la sede del Ateneo Republicano Campo del Gibraltar a partir de las 19.30 horas. El libro cuenta la historia de Ana Pomares Ruiz, una vecina de Algeciras nacida en Málaga en 1928, superviviente junto a su familia de los bombardeos con que el Ejército franquista masacró a decenas de miles de personas indefensas que en febrero de 1937 huían por la carretera de Málaga a Almería. Ana cumplió nueve años el 7 de febrero de 1937, justo un día antes de que las tropas fascistas, italianas y franquistas, entraran en Málaga. Por eso recuerda con nitidez el río de hombres, mujeres, niños y ancianos que un día después huían a pie, en burro, o en carros, coches y camiones hacia Almería. Recuerda y no puede olvidar los cadáveres, los heridos, los llantos de los niños huérfanos o los gritos de desesperación de las madres con los hijos muertos.

La guerra en mis ojos. Los cuatro exilios de Ana es fruto de las sucesivas entrevistas que, en los últimos años, dos historiadores almerienses, Francisco Martín y Sonia Cervantes, han hecho a la protagonista de la historia. “Ana se enteró en 2015 de que en Almería hacíamos unos Encuentros de testimonios, dentro del aula educativa de recuperación de la memoria histórica”, recuerda Francisco Martín, profesor entonces en el instituto Carmen de Burgos, de Huercal Almería, que añade: “Ella sola se montó en un autobús en Algeciras, recorrió media Andalucía durante siete horas, llegó a nuestro instituto y cuando terminamos la conferencia, levantó el brazo y dijo: yo estuve en esa carretera y quiero contar mi historia”. Ana y Francisco, que quedó fascinado con la historia, son amigos desde entonces porque han compartido muchas vivencias juntos: Han contado en otros institutos la terrible peripecia de la familia Pomares, o han participado en encuentros similares al de 2015, como el de 2018 en Roquetas de Mar sobre los niños de la guerra. También han asistido a mesas redondas y han sido entrevistados por la radio, la televisión o los periódicos. Y pese a la distancia entre Algeciras y Almería su contacto sigue siendo constante. “Nosotros hablamos por teléfono a menudo y ella cada vez recuerda más cosas, es una fuente inagotable de recuerdos”, explica Francisco. “Y cada vez que nos vemos añade cosas nuevas a lo que ya me ha contado”, agrega.

El historiador vino a visitarla a Algeciras en el verano de 2018. Aquí estuvo tres días y le hizo una extensa entrevista que grabó. A esa conversación añadieron la que le hizo Sonia Cervantes y los recuerdos posteriores que, de vez en cuando, Ana le cuenta a Francisco por teléfono. Al final, Francisco y Sonia vieron que había material más que suficiente. Reunieron e investigaron documentación complementaria, recogieron otros testimonios de supervivientes de la guerra en aquellas ciudades por las que pasó la familia, recopilaron fotografías familiares y de otras fuentes y escribieron a cuatro manos este ensayo histórico que recrea la odisea de los Pomares y sus cuatro exilios: El que los llevó de Málaga a Almería, el de Almería a Orán, el de Orán a Barcelona, y el de la capital catalana a Valencia. Son cuatro exilios sucesivos intercalados por numerosos micro-exilios por poblaciones intermedias de la ruta. Pero en todos está el horror de la guerra, la crueldad de las tropas fascistas y el sonido aterrador de los bombardeos con que la aviación franquista atacaba a las poblaciones civiles de Almería, Barcelona o Valencia.

Ana Pomares cuenta la historia con ojos de una niña asustada, pero a la vez esperanzada y decidida a sobrevivir. Su padre, Juan Pomares, patrón de barco de pesca, es el otro protagonista de la odisea porque él es quien toma las decisiones que llevan a la familia de una ciudad a otra. Aparecen también la madre de Ana, María Ruiz Mira, y sus hermanos Frasquito, María y Remedios, además de otros familiares y de muchos personajes con los que compartieron vivencias, angustias, sinsabores y alegrías.

El libro, editado por la empresa almeriense Círculo Rojo, se completa con un texto de contraportada del historiador británico Paul Preston y con cuatro artículos de investigadores españoles que sitúan en contexto los cuatro exilios, añaden información sobre aspectos no muy conocidos aún sobre los éxodos interiores de la guerra de 1936, o valoran la aportación que supone este trabajo. Julián Casanova, Encarnación Barranquero, Eusebio Rodríguez Padilla y Mirta Núñez Díaz-Balart son los autores que colaboran en el libro.

La presentación en Algeciras tendrá continuación con otras ya previstas en Málaga y Almería. La del próximo viernes 27 se debe a la iniciativa del Ateneo Republicano y el Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar que comparten plenamente lo que en 2015 movió a Ana Pomares a montarse en un autobús en Algeciras para contar su historia en Almería: “Quiero que la gente joven conozca todo lo que pasamos, todas las atrocidades que cometieron durante la guerra y también en la posguerra, que fue peor porque había mucha hambre. Quiero que lo sepan para que nunca más ocurra una cosa como aquella”.

 

El periodista andaluz Paco Lobatón dona una nutrida colección de libros a la biblioteca de la Casa de la Memoria La Sauceda

El periodista Paco Lobatón ha donado una nutrida colección de libros a la biblioteca de la Casa de la Memoria La Sauceda. Paco Lobatón ha hecho llegar a la casa, en Jimena, seis cajas llenas de libros de su colección particular para que todos queden depositados y a disposición del público en la biblioteca Javier Núñez Yáñez. Más de cien de los títulos donados son libros de diversos asuntos de memoria histórica propiamente dicha, entre los que abundan los referidos al periodo del final de la dictadura y los comienzos de la democracia, aunque también los hay sobre los años de la República, la guerra y la posguerra. El resto de obras son de muy diversa naturaleza, desde los que tratan sobre filosofía o pensamiento  político a los que son de literatura, o ensayos de muy diversas materias. Es de destacar entre estos últimos una pequeña colección de libros que tienen que ver con los movimientos migratorios en la actualidad. Son libros que el periodista jerezano ha ido reuniendo en los últimos años cuando dirigía para Canal Sur Televisión el programa Andalucía sin fronteras

Paco Lobatón, veterano periodista nacido en Jerez, es muy sensible a los asuntos de memoria histórica pues él mismo sufrió en sus carnes los golpes de Billy el Niño, el tristemente célebre torturador de la Brigada Político Social de la Policía en Madrid que lo detuvo en una asamblea de universitarios. Paco Lobatón, entonces un estudiante políticamente comprometido,  huyó a Suiza en 1973 tras salir de la cárcel en libertad condicional. Logró el estatuto de refugiado político en aquel país a través del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y no regresó a España hasta la muerte del dictador. 

Franciso Lobatón Sánchez de Medina nació en Jerez en 1951. En Radio Jerez hizo sus primeros pinitos como periodista y locutor entre 1968 y 1970 y tras su vuelta del exilio empezó a trabajar en Radio Sevilla de la cadena Ser. Fue luego jefe de informativos de Radio Cadena, en Barcelona, y en los años 80 fichó por Televisión Española donde presentó los telediarios. Triunfó en esta misma emisora en los 90 con Quién sabe dónde, programa que dirigía y presentaba y que servía para buscar a personas desaparecidas.  Premio Andalucía de Periodismo en 1985, ha trabajado también en Canal Sur y Antena 3 y actualmente dirige la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas.

La biblioteca de la Casa de la Memoria La Sauceda tiene actualmente más de 4.000 libros y forma parte de la red Idea, un organismo de la Junta de Andalucía que agrupa a los centros de documentación y bibliotecas especializadas de esta comunidad autónoma. La biblioteca usa, como toda la red, el sistema de gestión Absys. Esto permite que cualquier usuario, en cualquier parte del mundo, pueda consultar a través de Internet el catálogo que agrupa todos los libros que reúnen los organismos que forman parte de la red, o el catálogo de cada uno de ellos. 

La biblioteca de la Casa de la Memoria toma su nombre de Javier Núñez Yáñez, ingeniero natural de Torrox, Málaga, y estudioso de la historia de España y especialmente de la República y la guerra civil. Buena parte de su colección de libros particular es el origen de la biblioteca de la Casa de la Memoria, pues fue donada por sus hijos. Uno de ellos, también llamado Javier Núñez, colaborador del foro, se encargó de hacer llegar a esta casa los libros de su padre, fallecido hace unos años. 

Otra donación importante ha sido la biblioteca de Jesús Ynfante, periodista y escritor fallecido el año pasado cuya hermana Pilar donó a la Casa de la Memoria más de mil libros y miles y miles de documentos utilizados por Jesús a lo largo de años de investigación para escribir los libros que publicó, centrados, fundamentalmente, en el Opus dei, lo que él llamaba el fascismo clerical, y la corrupción económica del franquismo.  

Otras donaciones que han ayudado a formar la biblioteca han procedido de personas como Andrés Vázquez de Sola, José Chamizo, Paul Preston, Juan García del Castillo, Francisco Larios, Pura Sánchez Sánchez, José Luis Gutiérrez Molina, Fernando Sígler, Arturo Ruiz Quintero, Andrés del Río Alcántara, Marie Claude Chaput, Faustino del Río Ruiz, Manuel Almisas, o Jorge del Águila. Y también de instituciones como la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Cádiz, el Ayuntamiento de San Roque, el Centro de Estudios Andaluces, o la Fundación Pablo Iglesias.

Los bibliotecarios Juan Manuel Pizarro y Malu Talén llevan varios meses trabajando en la ordenación de la biblioteca y la catalogación de todos sus fondos. Están llevando a cabo una clasificación específica y sistemática  de los libros por periodos, cronología y materias para facilitar la localización de los títulos y autores a los usuarios de la biblioteca, que es de libre acceso.  Ellos han organizado la biblioteca en tres grandes secciones: la principal, la biblioteca auxiliar y un fondo de obras de carácter local. Dentro de cada una de éstas tres grandes secciones, existen varias subsecciones, pero en todas ellas los libros se ordenan alfabéticamente por el primer apellido del autor. En la sección principal encontramos que  los libros están ordenados en las siguientes categorías: memoria histórica propiamente dicha, democracia, dictadura, guerra civil, movimiento obrero, pensamiento político, política-España, política-internacional, Segunda República y Transición.

 

Exposición Itinerante

Asociación de Familiares represaliados por el Franquismo en la Sauceda y el Marrufo

En la Memoria

con Francisca Lobato Domínguez


Francisca Lobato Domínguez era una niña de siete años que vivía con sus padres y sus dos hermanos en un paraje entre Jimena y La Sauceda cuando estalló la guerra.

Su padre, Roque Lobato Gutiérrez, fue ejecutado por las tropas franquistas al poco de tomar el poblado de La Sauceda. Allí, cerca de la ermita, fue enterrado clandestinamente por sus verdugos. Su mujer y sus hijos fueron conducidos, junto al resto de la población del valle, al cortijo del Marrufo, donde permanecieron detenidos.

Leer más...

No se toca

Web Provincial del Foro

Web provincial del Foro por la MemoriaA continuación puede descargar un archivo en formato PDF con el contenido de la web provincial del Foro por la Memoria que estuvo online entre 2004-2008 y que es el germen de esta web:

Los Caminos de los Prisioneros

Los caminos de los prisioneros

Nuestro Canal de Youtube

Youtube